Puntillismo en piedras: Que es y cómo ayuda a vencer el estrés

Puntillismo en piedras

Ya hemos hablado de los beneficios que tiene la técnica del puntillismo. Y es que este arte no es solo una forma original y divertida de crear obras pictóricas, sino que contribuye muy bien a eliminar el estrés, a reducir la ansiedad y a mantener la cabeza ocupada para que las preocupaciones no lo inunden todo.

Aunque inicialmente se creó como una técnica para usar sobre papel o lienzo, lo cierto es que el puntillismo ya se ha extendido a otros muchos materiales. Esto ha abierto el campo de opciones para que cualquier persona pueda encontrar su hobby favorito relacionado con el puntillismo.

En esta ocasión queremos hablar especialmente del puntillismo en piedras, algo que se ha popularizado mucho últimamente por distintos factores: la originalidad de los resultados, la facilidad de encontrar materiales y su economía y las posibilidades plásticas que ofrecen las piedras.

Hacer puntillismo en piedras fáciles es algo que no es nuevo. De hecho, es una tarea que se ha utilizado como actividad de ocio en campamentos de verano o en cursos de plástica de los peques de la casa. Pero eso no tiene que significar que se trate de algo sencillo y un poco infantil: hoy existen verdaderos artistas capaces de conseguir excelentes y llamativos resultados con sus imágenes de puntillismo en piedras.

Por eso hemos preparado esta guía específica de puntillismo en piedras. Explicamos lo que es, qué beneficios tiene, qué se puede llegar a hacer sobre las rocas y otra serie de detalles originales sobre esta aplicación de la técnica de pintura.

¿Qué es el puntillismo en piedras?

De manera general, el puntillismo en piedras es aquel ejercicio artístico que utiliza las rocas como lienzos. En estos casos, el lienzo o el papel quedan relegados a un segundo plano para que las rocas tomen protagonismo.

La idea de implementar el uso de este material como soporte para el proceso artístico surgió de aquellos apasionados del puntillismo que encontraban limitaciones en el lienzo. Al fin y al cabo, cualquier soporte habitual de la pintura es un objeto plano y de dimensiones más o menos estándar.

Como ocurre en todas las técnicas pictóricas, los defensores de las mismas siguen investigando y probando una vez inventadas y desarrolladas. Esto hizo que algunos puntillistas optaran por trabajar en otros materiales de soporte, y las piedras se acabaron imponiendo por varios motivos como una de las opciones favoritas.

Económicas, fáciles de encontrar e infinitas

puntillismo en piedras

La principal virtud del puntillismo en piedras es que es algo muy económico. Basta con darse una vuelta por la playa o por la orilla del río para encontrar los famosos cantos rodados, que son la mejor opción para este tipo de trabajos.

¿Y por qué elegir cantos rodados? Obviamente porque son el tipo de piedras que más y mejor imitan a los lienzos en una de sus características. ¿Sabes cuál? Efectivamente: sus superficies lisas. Al ser muy lisas y sin ningún accidente rugoso en toda su extensión, los cantos rodados funcionan especialmente bien como fondo de una obra de arte puntillista.

Por último, las piedras ofrecen un extra sobre el papel, la tabla o el lienzo: su cualidad de ser una superficie en tres dimensiones. Esto permite que con muy sencillos diseños se puedan llegar a crear obras que sean verdaderos experimentos sensoriales.

¿Cómo hacer el puntillismo en piedras?

Como en el caso del puntillismo en general, la dificultad de esta técnica de dibujo puede graduarse desde los patrones y diseños más sencillos hasta las creaciones más absolutamente complejas y profesionales.

Por eso el puntillismo en piedras es tan socorrido como tarea de ocio para niños. Pero como ya se ha señalado, no es una ocupación exclusivamente pensada para los peques de la casa. Puede haber puntillismo en piedras fáciles o puntillismo en piedras difíciles, depende de lo que busque cada persona.

Nosotros ofrecemos una serie de patrones y diseños realizados que pueden servir de inspiración para que pintes tus primeras piedras con puntillismo. Una vez dominada la técnica, que probablemente ya hayas probado sobre el papel, podrás pensar en tus propios diseños y jugar con el color y los tamaños de los puntos para dar una vuelta de tuerca más a tus obras.

Materiales

Las mejores pinturas para hacer puntillismo en piedras son el acrílico y las témperas. Este tipo de pintura puede fijarse mucho mejor en la superficie de las rocas y tener un efecto mucho más duradero.

Si los cantos rodados son de color claro, muchas personas también optan por utilizar rotuladores de calidad. Es una buena opción, pero hay que tener en cuenta que no siempre serán perfectamente visibles en la piedra y que es posible que se deterioren con facilidad al ser utilizados en la superficie porosa.

Preparación

El primer paso que hay que dar para iniciar un proyecto de puntillismo en piedra es preparar los ‘lienzos’ naturales para el trabajo. Una vez recogidas las piedras, es importante limpiarlas perfectamente. Esto se puede hacer sumergiéndolas en agua con detergente y refregando bien con un cepillo de cerdas duras. De este modo, se eliminará todo rastro de polvo, barro o cualquier otro elemento que durante el proceso de pintado pueda desprenderse y perjudicar la pieza.

Una vez hecho esto, se recomienda enjuagar y dejar secar bien las piezas antes de usarlas. De esta manera, la pintura se imprimirá mucho mejor en su superficie y no habrá que lamentar errores cuando el trabajo esté avanzado.

Cuando las piedras están perfectamente preparadas, se puede imprimir un diseño y aplicarlo a la piedra con el famoso papel de copia. Si se prefiere trabajar a mano alzada, también es posible.

Un último consejo: al terminar el diseño y una vez que la pintura haya secado es recomendable aplicar algún tipo de barniz para obras de arte que se termine de encargar de fijar el trabajo realizado y que la piedra mantenga la pintura durante muchísimo tiempo.

Imágenes de puntillismo en piedras

Otras piedras y otros usos de las piedras en el puntillismo

El trabajo de puntillismo en objetos de la naturaleza como las piedras se ha diversificado y ampliado hasta límites extraordinarios. Tanto es así que los aficionados a este trabajo manual no se conforman con trabajar en cantos rodados, sino que, al alcanzar un grado experto en el manejo de este arte, se lanzan a otras opciones más originales:

Piedras rugosas

¿Por qué no coger una piedra rugosa y utilizar sus imperfecciones como parte de los diseños? Este tipo de disciplina dentro del sector del puntillismo con piedras es más complejo y requiere de un trabajo de planificación y diseño mucho más profundo. Pero es un verdadero y apasionante reto para quienes deseen ponerse a prueba y ver de qué son capaces con lo que les ha dado la naturaleza.

Conchas marinas

¿Y por qué no trabajar sobre cochas marinas, huesos o cualquier otro elementos similar? Esta es otra de las posibilidades más interesantes que ofrece el puntillismo, pues este tipo de objetos están asociados a una ‘historia’ que puede ampliar todavía más las significaciones de un trabajo sobre ellos.

Un ejemplo claro es trabajar una obra de temática e inspiración marina sobre la concha de una almeja o un mejillón. ¿Qué te parece probar con esto? Seguro que se te ocurren muchísimos más ejemplos con los que intentarlo.

Las piedras son la pintura

Uno de los mayores puntos de interés de las visitas a yacimientos romanos o griegos son los mosaicos que estos antepasados nuestros utilizaban para decorar suelos y paredes en sus hogares.

Si se piensa un poco... ¡Es casi como un trabajo de puntillismo! Punto a punto, o piedra a piedra, más bien, y eligiendo bien los colores y los tamaños, se van creando diseños que son verdaderas piezas de arte.

¿Por qué no hacer lo mismo? Si ya se conocen las técnicas del puntillismo, las teorías del color, etc., es posible crear diseños pegando piedras de colores unas con otras sobre una superficie plana (¡o incluso con volumen!).

Para conseguir piedras de colores es tan sencillo como pintarlas o directamente comprarlas con esos colores, algo que se puede hacer en cualquier tipo de comercio en el que vendan productos de jardinería.

Puntillismo con piedras: algo relajante

Más allá de la posibilidad de crear objetos bonitos y decorativos, el puntillismo con piedras es ideal para realizar un trabajo relajante y desestresante.

Además, gracias a las dimensiones de los materiales y al hecho de que se pueden utilizar distintos tipos de pinturas, rotuladores incluidos, se puede llevar el arte a cualquier lugar: en el metro, en el tiempo de espera en la sala del hospital o en el parque.

Cualquier momento es bueno para centrar toda la atención en las piedras y llevar a cabo estos trabajos que ocuparán todo el tiempo libre de los artistas y se convertirán, muy posiblemente, en su principal preocupación creativa.

Y es que pocas cosas hay tan originales, divertidas, llamativas y satisfactorias como el puntillismo en piedras. Comienza con nuestros mejores diseños de puntillismo en piedras fáciles y compruébalo en primera persona.

¿Has realizado un diseño de puntillismo sobre piedras?

Si has realizado algún diseño de puntillismo sobre piedras y te gustaría que lo subiéramos a nuestra web, anímate y mándanos tu obra realizada. Estamos encantados con vuestros diseños tan originales y bonitos.

Te puede interesar:

puntillismo para niños

Puntillismo para niños

Puntillismo para niños Pintar con los niños es una actividad para divertirnos en familia mientras los niños despiertan su creatividad e imaginación.  En este apartado

Leer Más >>
puntillismo fácil

Puntillismo fácil

Puntillismo fácil para el tiempo libre: primeros pasos La técnica del puntillismo se está convirtiendo en una de las actividades domésticas más habituales para hacer en

Leer Más >>
mandale puntillismo

Puntillismo mandala

Puntillismo Mandala Los puntillismo mandala cada día son mas conocidos y una particularidad es que no tiene edad para realizarlo. Son muy divertidos de dibujar

Leer Más >>